siniestro

Siniestro, la verdadera alma del seguro

viernes, 7 septiembre 2018

Siniestro: Que está hecho con perversidad o mala intención. Que causa cierto temor o angustia por su carácter sombrío o macabro o por su relación con la muerte. Así se define este adjetivo, pero las empresas de seguros lo utilizan para denominar la ocurrencia de un hecho amparado por la póliza de seguros y que da comienzo a las obligaciones de las mismas como aseguradoras. Pero ¿cómo se tramita un siniestro?

Qué es un  siniestro

Terminología utilizada por el mundo asegurador para dar comienzo a las actuaciones de las aseguradoras cuando son consciente de la ocurrencia de un hecho fortuito, súbito e imprevisto que pueda dar lugar a la respuesta económica para la que se ha pactado la póliza de seguros, de forma total o parcial.

Existen muchos y diversos tipos de siniestros. Podríamos decir que existen el mismo número que garantías tienen las pólizas de seguros. Cada una de ellas con sus peculiaridades. Seguros de comunidad, de hogar y de coche, pólizas de salud, accidentes o de vida… Cualquier causa que nos puede poner en riesgo económico la vida sumaría, a esta interminable lista, todo tipo de siniestros. Por ello es que existen los seguros. Para salvaguardar los envites que la vida nos propone en momentos de máxima dificultad, con lo pactado y establecido en  la póliza., para paliar su impacto negativo y darnos la oportunidad de reponernos. El trámite de este momento, en seguros, se llama siniestro.

Todo lo que es importante en nuestra vida, todo lo que más valoramos, necesita la mejor y mayor protección.

¿Qué hacer en caso de siniestro?

Hemos dejado claro que un siniestro es un accidente. Un hecho fortuito, súbito e imprevisto que afecta de forma parcial o total a nuestros intereses materiales y que se resolverá en forma de pago en cuantía económica o en una prestación de servicios.

Este hecho fortuito, por llegar de forma inesperada puede causar cierta incertidumbre o nerviosismo en quién lo sufre, por lo primero que se debe de hacer siempre frente a un siniestro, sea cual sea, es mantener la calma.

Paliar el daño de un siniestro

En cuanto suframos un siniestro debemos proceder de la siguiente manera. Salvaguardar las partes no afectadas. Esto es poner todos los medios posibles a nuestro alcance para que la afectación no se expanda. Claro está. Guardando siempre los principios de integridad física. Nosotros somos lo primero en proteger. Paliar los daños sí, pero manteniendo nuestra integridad física.

Un ejemplo. Si observamos una rotura de una cañería deberíamos cortar el agua, para que esa pérdida no afecte a las partes no siniestradas.

siniestro
Ahora es más fácil comunicar un siniestro. Utiliza todas las posibilidades de las nuevas tecnologías

Comunicación de un siniestro

Toda vez que nos aseguremos que hemos controlado los daños, si podemos, el siguiente paso será su comunicación. El asegurado deberá comunicar al asegurador el siniestro sufrido en tiempo y forma. Según se estipula en su contrato de seguros. Así lo marca la Ley del Contrato de Seguros. Este comunicado debe de aportar la información más completa que nos sea posible. La compañía de seguros puede dar instrucciones, ante tal información, de cómo responder en ese momento al siniestro. Este plazo es de 7 días según el artículo 16 de la ley antes nombrada.

Apertura de un siniestro

Inmediatamente después que pongamos en conocimiento de la aseguradora un siniestro abrirá un expediente para recopilar todos los datos relativos a tal hecho. La comunicación se puede hacer en persona, vía telefónica o por los cauces que las nuevas tecnologías nos ofrecen. Por ejemplo nuestra App para web o teléfono y tableta, disponible tanto para profesionales como para clientes. 24 horas al día y 365 días al año al servicio de sus usuarios.

 Estudio de un siniestro

Los trámites siguientes a la comunicación y apertura de un siniestro van encaminados hacia su resolución. Un primer estudio para conocer la cobertura del suceso. Encontrar el acomodo del hecho con las garantías y coberturas de la póliza de seguro. Este primer estudio puede dar como resultado la aceptación o rechazo. Por lo que es importantísimo dar la mejor y más exacta descripción de lo acontecido.

Valoración de un siniestro

En el momento que la compañía aseguradora comunica su aceptación, comienza la fase de valoración de un siniestro. Comienza el estudio de los daños propiamente dicho para cuantificar su reparación. Dicha reparación puede ir a cargo del Asegurado o bien de la Aseguradora. Dependiendo de quién se encargue de la restitución del daño se procederá a calcular el monto de la indemnización o bien se encargará la prestación del servicio para el arreglo del daño causado.

Resolución de un siniestro

Toda vez que el daño esté reparado, la correcta tramitación del siniestro desembocará en su resolución, mediante el pago de la cantidad estipulada para su arregle o restitución al asegurado. O el pago de la factura, según se halla acordado, de la prestación del servicio para su arreglo o restitución.

Todo esto sucede siempre de acuerdo con la póliza de seguros y dentro de la normalidad del contrato y su tramitación. Pero ¿Y si surgen complicaciones? ¿Y si existen afectados? ¿y si lo somos nosotros? O simplemente ¿Si no nos ponemos de acuerdo en la valoración? ¿O falta cobertura? ¿Y si el perito rechaza el siniestro? ¿O si nos quieren indemnizar parcialmente? ¿Y si existen irregularidades?

siniestro

Seguros Aguirrebeña Mediación te aporta 80 años de experiencia para tramitar tu siniestro

80 años de experiencia contemplan la trayectoria de Seguros Aguirrebeña Mediación. Y en esta trayectoria hemos aprendido la importancia que tiene la tramitación de un siniestro.

Un siniestro es el alma de una póliza de seguros. Para ello se establece dicho contrato. Es la hora en que la confianza que, los profesionales, como los Administradores de Fincas, nos depositan se hace realidad. Es el momento que para nuestros más de 25.000 clientes su seguridad se encarna. Y en definitiva es el momento que todo se convierte en realidad.

Por ello nuestro mayor empeño es trabajar día adía en la mejora de la resolución de siniestros. Tanto para los profesionales que con nosotros trabajan, como para los clientes que tanto confían en nosotros.

Trabajamos desarrollando nuestros sistemas de control y de comunicación, como de seguimiento y accesibilidad. Dotando de los recursos necesarios para un mejor desarrollo. Haciendo que el flujo de información sea más lógico y cómodo para todos.

Para Seguros Aguirrebeña Mediación estas son las claves del éxito de su trabajo. Sus clientes.

Ven a conocernos. O si lo prefieres nosotros nos ponemos en contacto contigo.

Seguros Aguirrebeña Mediación, Confianza, cercanía y protección.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

NOTICIAS RECIENTES

gestion de los siniestros de la comunidad

Un buen seguro de comunidad de propietarios comienza en la buena gestión de los siniestros

continente de la comunidad de propietarios

¿Sabes si tu comunidad tiene el seguro correcto?

el seguro de comunidades de propietarios

El seguro de la Comunidad, estabilidad y convivencia